Sigueme por correo electrónico

viernes, 23 de marzo de 2018

UNA MAÑANA EN EL PARQUE

ENCUENTRO CON LANZADERAS DE EMPLEO
VALENCIA
VILA-REAL
ONTINYENT
GANDIA
CASTELLÓ


¿QUÉ SON LAS LANZADERAS DE EMPLEO?

Una lanzadera es un equipo heterogéneo de personas desempleadas con espíritu dinámico, comprometido y solidario que acceden de forma voluntaria a esta iniciativa y que, coordinadas por un coach, refuerzan sus competencias, generan conocimiento colectivo, se hacen visibles y colaboran en la consecución de un fin común: conseguir empleo, ya sea por cuenta propia o ajena.




Para mí son la constatación de lo que persigo desde hace mucho tiempo: FOMENTAR LA COOPERACIÓN. "Lo que es bueno para ti, también lo puede ser para mí, si los dos trabajamos por un mismo objetivo, sin competir, cooperando, ayudándonos"
Mi relación con estas lanzaderas nació en un foro de empleo en Castelló (Comunidad Valenciana), fue el I WORK FORUM CASTELLÓ, en el que pronunciaba una ponencia sobre la comunicación y nuestra actitud mental y corporal para una comunicación efectiva. Allí conocí a Helena Romaguera, técnico de la I Lanzadera de empleo de Vila-Real (Castelló) y a partir de ahí se forjó una relación de años y de colaboraciones mutuas, y en los que, además conocí a SERGIO LINARES, técnico de la Lanzadera de Valencia y uno de los coach veteranos en estas lides. Suya fue la idea de que nos reuniéramos el pasado 22 de marzo en Valencia y que tuviéramos una jornada para compartir conocimientos, dudas, deseos, aclarar conceptos viciados y divertirnos, porque la vida hay que jugarla sin miedo y sonreír y reír, porque tomarse las cosas con humor no es pecado, al contrario, es algo muy sano e inteligente, porque, como dijo aquel. "El humor es una cosa muy seria" y además es la expresión más evidente de nuestra inteligencia, ingenio y creatividad. La sonrisa es la antesala de la sociabilidad, de la comunicación.

Como punto de encuentro elegimos las emblemáticas Torres de Serrano

y, tras la foto de rigor a las puertas de nuestra ciudad, nos dirigimos a los Jardines de Viveros


Buscamos un rincón acogedor y pasamos la mañana de una manera amena, divertida... Personas hablando con personas, buscando la mejor manera de cambiar las cosas, de cambiar nosotros mismos, reconciliándonos con nuestro yo en conjunción con los demás.
Así a grandes lineas hablamos de cómo planificar para crear una estrategia que nos ayude a conseguir nuestros objetivos teniendo muy claro qué tengo, qué me falta y dónde buscar lo que me falta y un calendario.
Estuvimos de acuerdo de que cuando alguien habla de lo que le gusta y apasiona, su cuerpo, su voz, su emoción impactan en quien le escucha. También definimos el concepto de escucha. "Emocióname. Si lo que me quieres contar fuera un tren, las vías por donde circula están hechas de tus emociones.

Luego hablaron de sus deseos, de sus sueños, de sus necesidades e ilusiones. Ojos que brillan, emociones... Volver a ser niños, a ser inocentes, o por lo menos, sacudirnos toda esa basura que algunos se empeñan a echarnos encima con conceptos que deben decir en inglés porque en castellano pierden impacto e importancia, mentiras sobre el comportamiento, sobre la comunicación verbal y no verbal, sobre la oratoria y hablar en público (no se habla en público, no se habla a un público, a una masa informe... se habla a personas, a cada una de las personas que me escuchan, sin truco ni cartón)
Luego intercambiamos correos electrónicos con el deseo de que este día no se quede en una anécdota sino en el principio de una gran amistad. Yo sé que ellos están ahí y ellos saben que yo estoy aquí y que les deseo lo mejor.
GRACIAS
   

viernes, 16 de marzo de 2018


ENCANTADO DE CONOCERME


"Lo más difícil es conocerse a uno mismo, lo más fácil: hablar mal de los demás"
Tales de Mileto 

"La mejor ciencia es conocerse a uno mismo"
Galileo Galilei

"Hoy no tengo ganas de hacer turismo por dentro de mi"
Mafalda




¿Por qué cuesta tanto conocernos a nosotros mismos? Más aún, ¿Por qué cuesta tanto aceptarnos y aceptar lo que somos y cómo somos?
Cuesta tanto concienciar a la gente de que es mucho más eficaz trabajar sobre uno mismo, sobre nuestras ideas, nuestros deseos, nuestras manías, nuestras debilidades y fortalezas, nuestra capacidad de relacionarnos, de hablar, de exponer, de sentir, de compartir, nuestros miedos... que trabajar buscando recetas milagrosas, fórmulas, elixires mágicos que nos hacen hablar con eficacia, persuadir, impresionar... Cuando se consigue trabajar en uno mismo, encontrar tus propias herramientas, tus propias estrategias, tus propias fórmulas... entonces te sientes realizado y te convences de que es mejor aprender a pescar a que te den un pez, ya que si aprendes a pescar, comerás cuando tú quieras y si te esperas a que te den el pez, comerás cuando quiera quien te lo tenga que dar... Sin embargo, es tan fuerte la tentación de que te den trucos, fórmulas y elixires milagrosos, recetas de autoayuda... Descubrir lo que tienes que hacer y cómo lo tienes que hacer entraña un esfuerzo, pero si te lo dicen el esfuerzo es mucho menor y además si metes la pata, siempre tienes a alguien que culpar. "A mi me habían dicho que se hacía así..." Si te dan un pez, el esfuerzo es menor que si lo tienes que pescar. El precio de que te den el pez, es tu propia libertad, tu propia voluntad...



Nos gustaría tener manual de instrucciones para todo, "si está en los libros, tiene más credibilidad". Pero, afortunadamente, no hay manual de instrucciones para el día a día, para vivir... y si lo hubiera, deberíamos quemarlo, ya que sería la expresión más cruel de esclavitud. Los sentidos perciben la realidad, mi realidad, lo que pone en un manual, es posible que exprese la realidad que le gustaría al que escribió ese manual y, algunas veces, lo que se escribe o se dice está muy cerca de: "Haz lo que digo y no lo que hago".
Se nos llena la boca cuando hablamos de libertad, pero ser libre implica una responsabilidad que no todos quieren asumir. La libertad requiere también de un esfuerzo. Queremos ser libres mientras hacemos lo que nos dicen que hagamos de la forma en la que nos dicen que lo tenemos que hacer y eso ahoga cualquier hálito de creatividad, de expresión sincera y eficaz, de libertad. Una libertad que no está y no debe estar reñida nunca con seguir unas normas. La educación y la cortesía, la amabilidad y la escucha, la empatía, la comprensión, etc, son bienes preciados de la personalidad humana, bienes para compartir con los demás y no ingredientes de ningún elixir mágico que nos haga mejores personas, más convincentes, más eficaces o más felices. 
Cada persona es un mundo y lo que es bueno para uno, no tiene porqué serlo para otros. Quizás a ti te vaya muy bien el ibuprofeno, a mí me provoca gases...



miércoles, 31 de enero de 2018

BLOQUEO

OBSTÁCULO: cosa que impide avanzar o llegar a un lugar. Situación o hecho que impide desarrollar una acción.

… O persona o personas que nos impiden seguir adelante, o pensamientos propios y ajenos que bloquean nuestras ideas, callejón sin salida donde nuestros sueños se esfuman…

Por lo general, si identificamos y vemos con claridad el obstáculo, su forma y dimensiones, podremos estudiar las opciones que se nos presentan para poder sortear ese obstáculo y seguir adelante, y… tal vez… gracias a ese rodeo que damos para sortearlo, se nos descubre todo un mundo fascinante del que no sabíamos nada.
Pero esos obstáculos localizables e identificables no son peligrosos, en absoluto, incluso muchas veces esos bloqueos del camino suponen más bien un reto, algo a superar que, una vez superado nos hace crecer, nos hace felices.
Los obstáculos peligrosos son aquellos que no se pueden ver con claridad, mucho más peligrosos los que parecen otra cosa, los que no queremos ver, contra los que no queremos enfrentarnos o los que nosotros mismos camuflamos bajo la máscara de “otra cosa”.

Hace una semana poco más o menos, impartí un curso para desempleados bajo el título: “TU COMUNICACIÓN POSITIVA PARA UNA ENTREVISTA DE TRABAJO”. Al menos a mí, me pasa que cuando doy un curso para unas personas tan desesperadas como las que había allí, la implicación emocional y el deseo de ayudar se multiplican por mucho, quizás porque yo también he pasado esas crisis y, como todo el mundo, estoy en riesgo de seguir pasándolas en un futuro, aunque mi experiencia me ha convertido en gran escalador, nadador, y todo lo que hace falta para sortear obstáculos. No creo en los cursos genéricos en los que el ponente suelta su verborrea con mayor o menor fortuna y soy contrario a los que viven de leer sus powerpoints con más o menos complicación técnica o atractivo visual. Yo soy más de los que creemos que cada persona es un mundo y que no existen recetas mágicas ni soluciones que vengan bien a todos. 

Las soluciones son como los zapatos, si sólo tengo zapatos de talla 46, sólo podré calzar a aquellas personas que tengan un pie de talla 46… y no vale decir eso de “lo que digo para esta persona que cada uno se lo adapte a su problemática”. Como tengas un pie de talla 37 o de talla 48… lo tienes crudo. 

Afortunadamente somos muchos los que nos implicamos en la formación de manera que intentamos satisfacer a cada una de las personas que acuden a nuestros cursos y conferencias aunque se nos eche el tiempo encima. Somos muchos los que creemos que formar es transformar el futuro de las personas y que con ese futuro de las personas, no se juega.
El caso es que en una de las sesiones tuve que dar un giro a mi guion. Estábamos tratando el tema de las emociones o actitudes que pueden influir negativamente en nuestra comunicación. En general coincidían en el tema de los nervios que los descolocaban, desconcentraban y les hacían fracasar. Yo intentaba conectar esos nervios con una causa emocional, concretamente con el miedo. Miedo a no explicarse con claridad, a no expresarse con corrección, miedo a que les hagan “esas preguntas que circulan por internet”, miedo, en fin a toda una caterva de leyendas urbanas sobre el concepto de ENTREVISTA DE TRABAJO. Después de darles la razón sobre la existencia de algunas de esas leyendas y opinar que muchas de ellas se dan porque muchas empresas no saben hacer de manera honesta, eficaz y humana sus procesos de selección (algunos incluso rayando la mala educación), me asaltó una idea, seguramente sugerida por ellos y ellas sin darse cuenta: los nervios (negativos y paralizantes. Aprovecho para decir que opino que los nervios no se deben eliminar, ni se puede, que lo que debemos hacer es transformar su ADN para que pasen de ser nervios negativos en ese tipo de nervio que me hace estar alerta y tenerlo todo bajo control con la escucha activa, pues eso… activada) son hijos del miedo y ese miedo viene de algo que bloquea, pero, y ahí estaba el tema, no somos capaces de identificar “eso” que nos bloquea y no nos deja fluir. Tenemos un problema, pero el devenir del tiempo, la confusión por nuestro estado de ánimo, etc. no nos permite ver la causa, o la hemos olvidado, y sin ella, la solución es imposible.
Para entendernos y no irme por las ramas. Algunos de los ejemplos rayaban casi lo absurdo. Ejemplo.
­­­“Me pongo nervioso, tan nervioso que tartamudeo, sudo y pido que la tierra me trague”
Después de hablar un rato buscando la causa, me indica que siempre fracasa por culpa del inglés. No domina el inglés. Bien, la pregunta: “¿Y no te has planteado en todo este tiempo mejorar tu inglés?” o, en todo caso “No te presentes a convocatorias donde sabes que van a pedir un nivel de inglés que tú, al día de hoy, no tienes”. Este es un ejemplo común y típico que habréis escuchado más de una vez, a diferencia del zapato del 46, esto si se puede adaptar a diferentes situaciones; por ejemplo: LA FALTA DE EXPERIENCIA. “Piden experiencia, no la tengo, no me contratan… si no trabajo, ¿cómo voy a adquirir experiencia?” Buena pregunta, pero… “¡Ah! Que quieres que te la conteste yo… y ¿por qué no buscas tú la respuesta?, pero de verdad nos importa la respuesta a la pregunta o plantear el problema de manera real y buscar la solución diseñando para ello las estrategias necesarias". NO TENGO EXPERIENCIA Y PIDEN EXPERIENCIA. Veamos. Punto uno: ¿He buscado convocatorias en las que no piden experiencia?, punto 2: ¿Qué puedo hacer para tener esa experiencia? Para lo que primero debo saber que mi objetivo es trabajar de eso y cuando uno tiene un objetivo, se mueve, busca, diseña estrategias y hace lo imposible para conseguirlo. Resumiendo, fuimos viendo, analizando y hablando de ello hasta que concluimos que, sus problemas de nervios a la hora de comunicarse en una entrevista surgían de esos elementos que les bloqueaban y que hasta que no superaran eso, no podrían fluir como ellos quieren. Pero no sólo eso. Constatamos que la situación en la que se encuentran, se debe en gran medida a la falta de estrategias, consecuencia directa de la falta de objetivo, lo que equivale a decir “falta de ilusión”.
Quizás, contado así, suene un tanto simple, incluso estúpido… nada nuevo. Pero realmente el hecho de que no sea nada nuevo es lo que a mí me preocupa. Seguimos asistiendo a cursos, uno tras otro y de los distintos temas que orbitan el ámbito del desempleo. Yendo a entrevistas de trabajo como corderos al matadero. Enfurruñados y enfurruñadas porque no sabemos exactamente qué hacemos allí, con miedo a esas preguntas a las que  debemos contestar tal y como nos dicen que debemos hacerlo, con nuestro flamante currículo, que nos quejamos de que nadie lo lee sin pensar que ni siquiera nosotros lo leemos, simplemente lo entregamos… llegamos con una mochila tan cargada de cosas inútiles que no nos encontramos a nosotros mismos entre tanto caos… seguimos yendo sin preparación, sin estrategia, pensando que nos van a juzgar, a volver a decirnos que no valemos para esto ni para aquello. Olvidamos que una entrevista de trabajo es una reunión de profesionales en la que debemos convencer que somos el candidato o candidata ideal para el puesto vacante, y para convencer, nos debemos preparar, estudiar, investigar e informarnos, cuidar nuestra actitud, la cual está formada por nuestro estado de ánimo y nuestra apariencia externa.

Se requiere mucho esfuerzo para ser honesto con uno mismo, sincerarse de manera plena para poner ante nosotros todos nuestros defectos y todas nuestras virtudes, nuestras fortalezas, debilidades y amenazas para descubrir esos fantasmas que nos atenazan, esas compuertas que nos bloquean el paso, esos barrotes que nos aprisionan… algunos tienen una rueda para correr como los hamsters y tener así algo parecido a la libertad, otros tienen jaulas de oro, pero jaulas al fin y al cabo, es lo que se suele llamar “zona de confort”. 

Un gran esfuerzo despojarse de todas las capas que nos hemos puesto y que nos han puesto hasta convertirnos en una gigante cebolla que amenaza con salir rodando aplastando nuestros propios sueños. Desnudarnos y empezar a caminar ligeros de equipaje, con lo estrictamente imprescindible. Un gran esfuerzo que requiere sacrificios, pero cuya recompensa es impresionante.
“Quiero trabajar de lo mío”, dices… “¿Por qué no lo haces?”, te pregunto. “Porque no hay trabajo”. Escríbelo en un cartón y ponlo en ese rincón donde te has sentado a esperar tu disolución, en el que esperas a ser invisible. Piensa, ¿a cuántas entrevistas de tu trabajo te has presentado? ¿No hay?... Vaya… debo decirte que el mundo es mucho más grande que ese rincón en el que te has sentado a esperar que alguien te rescate, mientras te lamentas de que todos te han abandonado. 

La autocompasión es el mayor bloqueo de quien quiere crecer. Qué más te da saber que la culpa de todo es del gobierno, de las empresas, de los seleccionadores que cogen a todos menos a ti, si al final quien las pasa canutas eres tú. Sal de ahí, levántate y anda. Muévete, siempre llama más la atención lo que se mueve que lo que permanece quieto.
Por grande que sea el obstáculo, siempre hay un punto por el que lo podemos sortear. O, al menos, debemos intentar encontrar ese punto y si no lo encontramos, siempre tenemos la opción de volver por donde hemos venido y tomar otra senda.
Quieres comunicar que eres el candidato o candidata ideal para la vacante, que estás sobradamente preparado o preparada, que eres muy servicial, amable, que te gusta la gente y que aprendes rápido. Quieres transmitir ese mensaje, ningún otro. Todo lo que distorsione ese mensaje juega en tu contra y no te interesa… Piensa que el entrevistador no te conoce y debes enamorarlo o enamorarla a primera vista y eso no se consigue de un día para otro.

Y para acabar, piensa que hay personas que podemos ayudarte a que te ayudes a ti mismo/ misma.     

domingo, 28 de enero de 2018


"Todo gran viaje empieza con un primer paso"... Pero debes saber que ese paso lo tienes que dar tú, nadie lo dará por ti.
Has ido a cursos de comunicación asertiva, positiva, comunicativa... hablar en público, sin público, comunicación verbal, no verbal, motivación, desmotivación... has asistido a charlas, has visto vídeos, has leído y desleído mogollón de libros sobre el tema... ¡Vale! Eres consciente de que una comunicación eficaz es vital para tu crecimiento personal y profesional... Te lo has currado. ¡Enhorabuena! PERO... Aún te pones nervioso y te asustas cuando tienes que exponer algo delante de varias personas... Aún te bloqueas y te quedas en blanco o tartamudeas, dudas, tropiezas... Aún te dices a ti mismo, día tras día: "Mañana lo haré" cuando tienes que solucionar algún conflicto con alguien, cuando tienes que pedir algo... y ese mañana, siempre es mañana... Aún escuchas esas vocecillas que habitan en tu cabeza y que te intentan convencer (algunas veces lo consiguen) de que no lo hagas, que no es el momento, que te van a decir que no, que otra decepción te va a doler más que la anterior, que por qué, que para qué, que qué... y ya ni te cuento si esas voces viven fuera de tu cabeza, a tu alrededor... Todas esas voces, las internas y las externas, gritan tan fuerte, que no dejan que escuches tu propia voz, al mismo tiempo que despiertan ese gusanillo que revuelve las tripas y hace sudar las palmas de las manos y que hace que te preguntes que porqué te metes en esos "fregaos"... Aún estás asediado por todas esas cosas que atenazan tus ilusiones y emborronan tus objetivos... Si te sientes así, quizás sea el momento de tratar todo eso de manera específica. Ten en cuenta que, del mismo modo que una empresa nunca mantendría en su nómina a un trabajador que no cumpliera con sus obligaciones y, mucho menos, que trabajara en contra de los intereses de la compañía, que entorpeciera su crecimiento o que beneficiara a la competencia, nosotros no debemos mantener todas esas sensaciones y obstáculos que trabajan en nuestra contra, que dinamitan nuestros estímulos, que nos dejan en ridículo en cuanto menos lo esperamos. El secreto no es eliminarlas totalmente, algunas de ellas es imposible eliminarlas, lo que debemos hacer es cambiar su "ADN" para que trabajen en nuestro beneficio. Por ejemplo: los nervios previos a una intervención en público, a una visita a un cliente potencial, a una reunión, a una exposición, etc. son imposibles de eliminar, lo que debemos hacer es convertir los nervios paralizantes y desconcertantes en nervios que nos mantienen alerta, en actitud de control y concentración. Convertir las voces negativas en buenas consejeras que nos hacen ver nuestras fortalezas, amenazas y debilidades, que nos ayudan a analizar la situación y las circunstancias para que podamos diseñar estrategias, que podamos reaccionar, etc.
Tanto si estás cansado de deambular de curso en curso, de libro en libro, etc y no has superado todo aquello que hace que tu comunicación, tanto ante un interlocutor o ante un auditorio, no sea todo lo fluida que te gustaría, o si nunca has ido a cursos ni nada y quieres empezar a mejorar, he creado un GABINETE DE ASESORAMIENTO Y ENTRENAMIENTO DE LA COMUNICACIÓN. Este proyecto lo pongo en marcha animado por alumnos de mis cursos y amigos que buscan un proceso más personalizado y adaptado exactamente a sus necesidades. Una especie de entrenamiento personal para una actividad fundamental para la vida cotidiana y profesional.

viernes, 5 de enero de 2018

AÑO NUEVO, PROYECTO NUEVO


PUEDES DESCARGARTE
EL PDF 
INFORMATIVO
DESDE MI WEB



&    Te ayudamos a mejorar tus habilidades comunicativas, tus relaciones sociales y, en definitiva, tu calidad de vida tanto a nivel profesional como personal.
&    Solucionamos aquellos problemas, barreras, bloqueos que hacen que tu comunicación o relación con los demás no sea todo lo fluida y eficaz que te gustaría: PÁNICO ESCÉNICO, AFONÍA NERVIOSA, EDUCACIÓN VOCAL Y AERÓBICA, EXPRESIÓN CORPPORAL Y COMUNICACIÓN NO VERBAL
&    Te ayudamos a preparar tu discurso, tanto si es para ventas, presentar tus proyectos y productos, defender una tesis, dar clases o conferencias… En fin: HABLAR EN PÚBLICO
&    Te orientamos para que puedas superar una entrevista de trabajo
&    Te damos las herramientas necesarias para tomes conciencia de tu cuerpo y de tu mente y puedas, así GESTIONAR TUS EMOCIONES.
&    Te ayudamos a mejorar tu expresión en español si eres extranjero y a que puedas relacionarte y moverte eficazmente entendiendo y haciéndote entender.

SIN RECETAS MÁGICAS-SIN PÓCIMAS MILAGROSAS-SIN TÓPICOS-SIN GENERALIDADES
NUESTRO TRABAJO SE BASA EN LA ARMONIZACIÓN DEL CUERPO Y DE LA MENTE.
No somos sólo un cuerpo, ni somos sólo una mente, ni el cuerpo es el soporte vital de nuestro ser, ni la mente es el centro de operaciones… SOMOS UN CUERPO Y UNA MENTE Y LA ARMONIZACIÓN DE AMBOS ES LA QUE HACE QUE SEAMOS CAPACES DE MUCHAS COSAS. Muchas veces, sin darnos cuenta, hacemos que nuestro cuerpo trabaje al contrario de nuestra mente y viceversa. Una actitud física condiciona un estado de ánimo, del mismo modo que un estado de ánimo condiciona una actitud física.


martes, 26 de diciembre de 2017


https://joancarlesrossello.wixsite.com/rossello
Dentro de nada volveremos con una nueva imagen, un nuevo proyecto y muchas sorpresas para el 2018
ATENTOS Y ATENTAS.
FELIZ 2018 

jueves, 16 de noviembre de 2017


Si quieres
lo que haces
acabarás haciendo
lo que quieras
A partir del lunes 20 hasta el 29 de noviembre estaré en Alcàsser (Valencia-España) impartiendo, mejor dicho, compartiendo claves, experiencias, juegos y todo aquello que nos permita consolidar y ampliar nuestras habilidades comunicativas. Desde plantear el mejor de los discursos hasta aprender a comunicarlo con eficacia, experimentando el placer y la seguridad que proporciona una buena comunicación.

Emprenderemos un viaje personal en el que encontraremos nuestra propia manera de comunicar a partir del estudio, análisis y experimentación de las claves fundamentales de la comunicación verbal y no verbal, y todo ello en un ambiente lúdico y divertido, que es la mejor manera de aprender y compartir, porque eso es la comunicación: COMPARTIR.

Cuando hablamos de comunicación debemos visualizar el esquema que tanto hemos visto: EMISOR-MENSAJE-RECEPTOR-CANAL-CÓDIGO, en este curso utilizamos este esquema como mapa, como guía. Primero trabajaremos sobre el EMISOR y todo lo que conlleva, luego el MENSAJE, no nos olvidamos del RECEPTOR, pues si es importante ser un buen emisor, no menos importante es ser buen receptor, pasaremos al MENSAJE, como estructurarlo correctamente, economía del lenguaje... y acabaremos hablando del CANAL y del CÓDIGO, el medio por el que transmitimos el mensaje y la serie de claves, normas, etc que aplicamos para hacer que el mensaje sea entendido perfectamente.
EMPEZAREMOS POR EL CUERPO Y LA MENTE Y LA ARMONIZACIÓN DE AMBOS.
RESPIRACIÓN
RELAJACIÓN
DESINHIBICIÓN
EXPRESIÓN CORPORAL Y VOCAL
GESTIÓN EMOCIONAL
ESTADO DE ÁNIMO
ACTITUD
ETC
A medida que vayamos avanzando, iré colgando anécdotas, reflexiones, fotos, vídeos...

... y el 1 de diciembre en Vila-Real (Castellón)
No hay texto alternativo automático disponible.



Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *